Lidera con Karisma | El papel de la intuición en los negocios
20186
post-template-default,single,single-post,postid-20186,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_menu_slide_from_right,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

El papel de la intuición en los negocios

¿CÓMO DESARROLLAR LA INTELIGENCIA INTUITIVA?

 

“Hay un chispazo en la conciencia, llámese intuición o como se quiera, que trae la solución sin que uno sepa cómo o por qué”
(Albert Einstein)

 

En los negocios como en cualquier otra área de nuestra vida, la toma de decisiones es una constante. No podemos no tomar decisiones.

A todos nos gusta pensar que siempre vamos a tener toda la información y el tiempo necesarios para poder optar por la mejor opción, sobre todo cuando se trata de una decisión trascendental para nuestra vida o nuestro negocio. Pero la realidad es que se nos presentan continuamente desafíos, oportunidades  y tenemos que tomar una decisión, a veces de manera rápida, sin tiempo suficiente para valorar las diferentes opciones. Seguro que te ha pasado alguna vez, que has tenido que confiar en tu intuición para decidir qué hacer en ese momento. ¿Cuál fue el resultado?

Las investigaciones realizadas a lo largo de los años en  disciplinas como la Psicología, la Neurociencia e incluso la economía, nos han demostrado que no somos seres tan racionales como nos gustaría creer. De hecho, nuestra manera de tomar decisiones está sujeta a un fuerte componente emocional.

En este caso: ¿Qué papel juega la intuición en mi toma de decisiones? ¿Por qué es importante desarrollar mi inteligencia intuitiva?

Desde la psicología, se le llama intuición al conocimiento que no sigue un camino racional para su construcción y formulación, y por lo tanto no puede explicarse o, incluso, verbalizarse. Es más una sensación que sin saber por qué nos está enviando una señal en una dirección o en otra y que tenemos que decidir si hacerle caso o no.

Aunque estamos de acuerdo que a veces para tomar mejores decisiones es necesario  no apresurarse y analizar los pros y los contras de la situación, lo cierto es que en una sociedad como la actual donde todo va muy rápido, esto no siempre es posible. Y podemos perder una buena oportunidad de negocio sino sabemos reaccionar a tiempo.

Las intuiciones son señales que nos envía nuestro cuerpo, que se escapan a nuestro pensamiento racional y que tienen una función adaptativa.

En palabras del neurocientífico Joaquín Fuster “la intuición es el pensamiento lógico inconsciente. Tiene un gran papel en las decisiones, a veces de modo brusco e inesperado…”

Es por esto que resulta muy interesante  desarrollar una buena Inteligencia intuitiva ya que  aumenta nuestra capacidad para decidir y resolver problemas en muy poco tiempo con mayor acierto.

Hay estudios sobre la toma rápida de decisiones en la vida real, como los realizados por Gary Klein, donde se exponen cómo los juicios instantáneos combinan elementos del pasado en la mente del experto, sin ningún pensamiento consciente. Simplemente ocurren gracias a la práctica. Quizás ese sea el secreto de una buena Inteligencia intuitiva, la experiencia y la práctica.

La idea de la Inteligencia Intuitiva proviene del sociólogo canadiense Malcolm Gladwell, definida como la capacidad de comprender las cosas sin necesidad de demostración. Aunque todos  tenemos esta capacidad de intuición, algunas personas la tienen más desarrollada y esto puede ser una ventaja importante para lograr más éxito, por ejemplo, en los negocios. La mejor forma de ejercitarla es aprender a escucharnos, a comprender nuestras señales internas y  dejarnos  “guiar” en pequeñas decisiones en el día a día comprobando que ha ocurrido después de haberle hecho caso. Cuanto más positivo sea el resultado más confianza iremos adquiriendo en nuestra intuición.
La capacidad Intuitiva proviene del  cerebro emocional, donde se almacenan imágenes, sensaciones, olores, e infinidad de datos clasificados de forma muy profunda que van modelando poco a poco esta Inteligencia intuitiva. Esto ocurre por debajo del umbral de nuestra conciencia, donde tiene lugar un mecanismo de pre-selección que se encarga de examinar las diferentes opciones y decidir cuáles serán las que lleguen a nuestro consciente.

Podemos decir que la intuición, en sintonía con la razón, nutre de valor nuestra capacidad para la solución de problemas, la toma de decisiones, la detección de oportunidades e incluso para  mejorar nuestra comunicación.

Por lo que, si quieres sacarle el máximo partido  y desarrollar una buena inteligencia intuitiva te animo a poner en práctica algunos de éstos consejos:

  • Escucha a tu cuerpo. Cuáles son las sensaciones que se producen a la hora de tomar determinadas decisiones. Vas a conseguir una información muy valiosa si aprendes a prestarle atención.
  • Dedica tiempo a relacionarte con personas de muy diversos ámbitos profesionales y pon en práctica la escucha activa.
  • Observa la conducta no verbal de otras personas y aprende a captar las señales que normalmente se nos escapan.
  • Procura sacar una reflexión de tus experiencias para que también te sirvan de aprendizaje.
  • Explora tu lado más creativo ya que estimula tu capacidad intuitiva.

 

La intuición nos permite dar respuestas que entran en equilibrio con nuestra propia identidad.  A través de su desarrollo tendremos acceso a una multitud de información que nos va a aportar un gran valor añadido en el proceso de la negociación.

¿Y a ti cómo te funciona la intuición a la hora de hacer negocios?

Compártelo ...
Share on LinkedInShare on FacebookTweet about this on Twitter
2 Commentarios
  • Hector
    Posted at 20:38h, 11 diciembre Responder

    Genial e interesante …. gracias

    • Karina Salas
      Posted at 22:08h, 12 diciembre Responder

      Gracias a ti Hector, por leerlo y comentar.

Deja un comentario